El Brandy de Jerez

brandy-de-jerez

El brandy es una bebida espirituosa con una graduación alcohólica entre 36 y 45 grados, obtenida a partir de aguardientes y destilados de vino y envejecida en vasijas de roble.

En la materia prima objeto de la destilación radica, precisamente, una de las diferencias básicas del brandy respecto a otras bebidas espirituosas; pudiendo ser considerada como la más noble de todas ellas, al proceder de la destilación de vinos frente a la de cebada, las melazas o la patata, que son el origen de otras bebidas destiladas.

El Brandy de Jerez se diferencia de otros brandies por tener unas características organolépticas propias y singulares, las cuales son el resultado de su tradicional sistema de elaboración, de las características de las vasijas de madera en las que envejece y, naturalmente también, de las propias características climáticas de la zona geográfica donde tiene su origen, el Marco de Jerez.

La importancia de la madera empleada es particularmente importante en el proceso de envejecimiento.

El Brandy de Jerez se envejece en barricas de roble americano de 500 litros de capacidad que, previamente, han debido ser envinadas con algunos de los tipos tradicionales de Vino de Jerez (Fino, Amontillado, Oloroso, Pedro Ximénez, etc.): son las famosas “botas” de Jerez.