¿Podemos de consumir el agua de las conservas?

Quien no utiliza unas buenas latas o botes para preparar unas tapas y la acción más común cuando os abrimos de es tirar el líquido que hay en su interior.
¿Podemos de consumir el agua de las conservas?

Pero lo estamos haciendo mal, es un error que cometemos casi todos.

El liquido de su interior llamado de cobertura o de gobierno,  es básicamente el agua de su cocción, sal y acido ascórbico en muy poca cantidad,  este acido se emplea para que las verduras no pierdan el color  debido a la luz que les entra por el cristal. 

Esta mezcla se añade a las verduras antes de cocerlas. Para realizar esta cocción se rellenaran los envases de producto y se cerraran herméticamente.

Esta agua está repleta de vitaminas y minerales que las verduras o las legumbres han soltado en el momento de su cocción, por lo que podemos utilizarla  para agregar a cualquier receta.

Además hemos de tener en cuenta que este líquido permanece en contacto con el alimento durante meses con lo cual, este habrá adquirido todas sus propiedades.

Debemos tener en cuenta que la conserva sea de calidad solo así garantizaremos que el producto  y el jugo que vamos a consumir este elaborado en optimas condiciones.

Así mismo las legumbres desprenden un líquido gelatinoso,  no las debemos lavar jamás, ya que esta gelatina es agua y almidón  que  ha dejado ir la legumbre en el momento de cocerla.  

En ocasiones  hay productos como las judías verdes, espárragos, alcachofas que tienen un PH muy elevado y  han de ser procesados a temperaturas muy altas,  por este motivo para una mejor conservación a temperaturas inferiores hay que añadirles acido cítrico o zumo de limón.

Lo que hace que quede un poco afectado el producto. Con lo que lavar los productos es un error descomunal ya que con ello desaparecen las vitaminas y  los minerales alterando de esta manera la calidad del producto, además el líquido conserva el producto una vez que lo hemos abierto.

Algunas conservas se hacen con agua otras con aceite o escabeche.  Debemos tener en cuenta que el aceite de las conservas tiene muchas calorías,  aunque el aceite de las sardinas o el atún es muy rico en ácidos grasos esenciales omega, que son muy importantes para nuestro cuerpo.  

Las aguas de las latas como berberechos, almejas hay una gran costumbre de beberla aunque esta es buena el principal problema de este liquido es la gran cantidad de sal que contienen, por lo que debemos tener cuidado.

En resumen, no tiremos el agua de las conservas y busquemos como podemos reutilizarla para que nuestros platos esten mas sabrosos.